Por Rafael Egido Pérez,
Secretario de Memoria Histórica y Laicidad del PSOE de Latina.

Llevo área de Memoria Histórica en el PSOE este distrito de Latina, cosa que coincide con varios acontecimientos que quiero resaltar de la actualidad, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso de Diputados de las Cortes Nacionales y la celebración del 42 aniversario de nuestra Constitución, cuando se han hecho una serie de proclamas a través de varias cartas al Rey Felipe VI desde grupos de militares en la reserva, que corresponden a otros tiempos históricos de nuestro país.

Diréis que tiene que ver todos estos acontecimientos con la Memoria Histórica, que es mas bien la Memoria Democrática Española que debemos defender todos los demócratas españoles, como forma de Gobierno de nuestra nación, ya que los Asuntos Públicos, nos incumben a Todos los españoles que vivimos en la actualidad, y como tales, ¡tenemos el derecho a opinar sobre que hacer o no hacer con lo Publico!, situación que se ha ido pasando esa responsabilidad a través de los tiempos de unas generaciones a otras.

Por tanto, la Democracia siempre esta en cuestión por los españoles que viven en cada momento histórico, y eso tiene mucho que ver, con el RESPETO, a las generaciones que ya ha pasado su tiempo, y han defendido el que cualquier español tiene derecho a opinar, y a participar en el Desarrollo Común de España: De eso se trata, cuando hablamos de Memoria Histórica, de Respetar la Memoria de quienes dieron su vida, por ese concepto de participación democrática en los Asuntos Públicos, cosa que enlaza con la aprobación de los PGE de 2021, que son los presupuestos que dan recursos del Estado, por primera vez, para poder realizar la exhumación de las fosas comunes que todavía quedan en nuestro país, producto de la Intolerancia y el Fanatismo que se dieron durante la Guerra de España y los siguientes 40 años de dictadura fascista posteriores, además de hacer que los hechos silenciados durante mas de 80 años, puedan salir a la luz, honrando a las victimas de la barbarie bélica y revanchista posterior que se ha ocultado a los españoles desde su realización.

También esto me hace recordar, mi vida democrática desde que fui declarado mayor de edad a los 21 años, y pude por primera vez, votar la aprobación de esta Constitución de 1978, con una ilusión y unas ganas de participar en los Asuntos Públicos con mi voto, después de haber participado en la desestructuración del Régimen del General Franco, desde que fue asesinado el Presidente del Gobierno, Carrero Blanco por ETA en el 73. Desde la Universidad, y desde la Acción Política, se realizaron muchas huelgas, manifestaciones y actos políticos donde los estudiantes (entonces era uno de ellos, primero como estudiante y luego como trabajador) y los trabajadores actuaron para derribar el régimen franquista sin Franco, que se pretendía continuar, en contra de las opiniones mayoritarias de la Sociedad Civil Española.

El Cambio que defendió Felipe González, desde el Congreso de los Diputados, comenzó a practicarse desde la muerte del Dictador Francisco Franco, y la aprobación de la Constitución fue un alivio para muchos de los que participábamos en las movilizaciones masivas de todos esos años desde el 74 hasta el 78, pero tuvo que llegar un Golpe de Estado, del 23F, retrasmitido en directo por Radio y Televisión, para que la gente, poco dispuesta a implicarse, votaran en Octubre del 82, ese Cambio que propugnaba Felipe González y Alfonso Guerra, desde el Partido Socialista Obrero Español, PSOE, dejando a un lado los miedos a los militares y a una nueva confrontación armada entre los españoles, como resultado de un ejercito que sus mandos habían participado en la guerra española y la represión posterior, siendo adeptos y fieles claramente a las posiciones dictatoriales del Régimen Franquista.

Miedos que enlazan con las Cartas dirigidas al Rey Felipe VI, por miembros retirados del servicio activo de las armas, que después de haber vivido durante 42 años en Democracia, se descuelgan del Sistema Político dado a si mismo, por los españoles, con afirmaciones de tipo faccioso, y antidemocrático, como la idea de fusilar a mas de la mitad de los españoles que viven en la actualidad, basándose en mentiras repetidas y reproducidas durante esos 42 años, a escondidas, ante la falta de acción política sobre la recuperación de los hechos reales que sucedieron durante la guerra española y la dictadura posterior a modo de justificante de sus bravatas y amenazas del fusilamiento de la izquierda política de este país.

La generosidad de los demócratas españoles con los golpistas y sus herederos durante 82 años, se ha traducido en la creencia de su derecho a la impunidad de los desmanes guerreros y de victoria sobre los demás españoles, y sus gritos de libertad en las manifestaciones realizadas durante la Pandemia del Covid-19, les han llevado a una actitud antidemocrática y de superioridad que aunque se la crean, nunca tuvieron sobre los Demócratas que en muchos casos, dieron sus vidas durante la Dictadura, para predicar con el Ejemplo, de lo que un hombre, ni una mujer deben admitir JAMÁS.

Recuperemos la Dignidad de nuestros compatriotas muertos y enterrados de cualquier forma en las cunetas de las carreteras y los montes comunales, difundiendo la verdad de lo ocurrido, presente durante estos 82 años, en susurros y transmitido de boca en boca, entre nuestros Mayores, que se están marchando de una forma acelerada e indigna, con esta Pandemia del Covid-19, ¡es muy Urgente esta Acción Política!, tanto para ellos, como para nosotros, para recuperar la DIGNIDAD de esta DEMOCRACIA, centrada en la CONSTITUCION de 1978.