El PSM anuncia medidas judiciales si los gobiernos del PP, tanto el Central como el de la Comunidad de Madrid, no aseguran los tratamientos a enfermos de hepatitis C

El secretario general del PSM, candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid y vocal de la CEF del PSOE, Tomás Gómez, ha anunciado hoy que su formación emprenderá acciones judiciales contra el Gobierno Central y contra la Comunidad de Madrid si «en cinco días el próximo Consejo de Ministros no asegura el medicamento para todos los pacientes de hepatitis C que lo necesiten».

Un encuentro que se produce en el mes en que se cumple un año de la paralización de la privatización sanitaria. De ahí la cita junto al hospital de la Princesa, “porque aquí empezó, por un lado, el intento de privatización sanitaria del Gobierno del PP en Madrid, que habría contagiado a otros muchos territorios del país.

Y aquí fue donde empezó la primera victoria de los ciudadanos contra esos intentos de privatización”, recordaba el dirigente socialista. Tal y como recalcaba el líder del PSM-PSOE, “la marca del PP es el deterioro de los servicios públicos y de la Sanidad pública” porque además de la privatización sanitaria, el PP es el impulsor de los copagos, de la exclusión de algunos ciudadanos del sistema sanitario… Y contra ellos estos días se está librando otra batalla “que también hay que ganar”, que es la que mantienen los enfermos de hepatitis C a los que se les está negando el tratamiento fundamental para su supervivencia. “Los socialistas vamos a dar esa batalla junto a estos pacientes”, ha destacado Tomás Gómez, quien ha añadido que esta batalla no sólo se dará en el plano político y social, sino también en el judicial, ya que “parece que éste es el único lenguaje que entiende el PP”.

Es en este sentido en el que Gómez ha anunciado, dirigiéndose al Gobierno de Mariano Rajoy: “Si en cinco días, en el próximo Consejo de Ministros, no aseguran el tratamiento a todos los pacientes de hepatitis C que lo necesiten, los socialistas llevaremos toda una batería de acciones judiciales”.

Medidas dirigidas tanto al Gobierno de España y el Ministerio de Sanidad, como a la Comunidad de Madrid y que se concretan tanto en la presentación de una querella en los tribunales -por posibles delitos de prevaricación y de denegación de socorro por restringir los tratamientos solo a los casos más graves- como en la presentación de recursos ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Los socialistas apuntan a la responsabilidad no sólo del Ejecutivo Central, sino también del autonómico, puesto que es el Gobierno de Madrid el responsable de que a enfermos de nuestra región con tratamiento prescrito no les esté llegando el mismo, y es el responsable de establecer un procedimiento que a día de hoy está sometiendo a criterios económicos lo que ya ha sido prescrito por médicos… Tomás Gómez enfatizaba que la oposición ciudadana y el proceso judicial permitieron en Madrid hace un año «ganar la batalla al intento de privatización y desmantelamiento de la sanidad pública madrileña» y ahora, en el caso de los enfermos de hepatitis C, «hay otra batalla que ganar».

Además de las medidas judiciales, Gómez recordaba las acciones de denuncia política «tanto en el Congreso de los Diputados, como en el Senado, como en el Parlamento regional» que vienen desarrollando los socialistas y que irán igualmente acompañadas por otras iniciativas a pie de calle. En este sentido, ha confirmado que su formación acudirá a la manifestación convocada por los enfermos de hepatitis C para el próximo sábado a menos que el Gobierno «haga lo que tiene que hacer un Gobierno decente, que es salvar vidas», ha concluido.

2015-01-02T23:00:00+00:002 enero 2015|