El PSOE de Latina ha denunciado la falta de equipamientos en el distrito, en concreto apuntan a la Operación Campamento, en la que se proyectó 10.700 viviendas, durante la etapa de Alberto Ruiz Gallardón. “Nos enfrentamos a una de las decisiones más irresponsables del gobierno del PP de desmontar la Operación Campamento, bajo el argumento de que era inviable”, denuncia Pedro Barrero, secretario general del PSOE en el distrito. En este sentido, “¿por qué firmaron el convenio en su día con la anterior Administración?, ¿por qué aprobaron el Plan parcial y urbanístico por parte de este Ayuntamiento hace escasamente un año?”, se pregunta Barrero.

Eurovegas el culpable

La Operación Campamento, aprobada en el Pleno del Ayuntamiento el 31 de marzo de 2009, tenía previstos 200.000 m² de equipamientos públicos, casi 90.000 m² deportivos, más de 364.000 m² de zonas verdes y 147.000 m² de servicios públicos. Asimismo, se incluyeron importantes actuaciones en infraestructuras del transporte, como un túnel para soterrar la carretera Extremadura a su paso por Batán y un aparcamiento disuasorio para 2.000 vehículos con intercambiador de transporte en la estación Aviación Española (parque Europa), financiados con recursos del Gobierno de España. Además del uso residencial, se contemplaba también un importante componente empresarial, ya que parte del suelo se destinaría a usos terciarios, en su vertiente comercial y de oficinas.

¿Qué hay detrás de esta decisión? La respuesta la veremos, en opinión de Barrero, “dentro unos meses o quizá años, pero la decisión de Eurovegas a escasos dos kilómetros de Campamento no es casual”.

Una operación “insostenible”

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, definió en un Pleno a la Operación Campamento «como un brindis al sol de la señora (Carme Chacón) y calificó de «inmanejable e insostenible» la idea de construir 10.700 viviendas. Además, «las infraestructuras son buenas pero habrá que acometerlas cuando sea viable económicamente», zanjó Botella. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, lanzó un duro ataque contra la exministra de Vivienda socialista, y posteriormente de Defensa, Carmen Chacón, por poner en marcha la Operación Campamento. Sáenz de Santamaría explicó que el Ejecutivo ha tenido que darle “una solución económica a la Operación porque no tenía viabilidad económica”.

El Consejo de Ministros aprobó el 17 de mayo un acuerdo por el que autorizaba al Ministerio de Defensa a recuperar la superficie equivalente al 75% de las fincas registrales previamente transmitidas al Ministerio de Fomento en el marco de dicha Operación. Respecto a las cantidades ya entregadas y el mantenimiento de la propiedad de Sepes sobre el 25% de los terrenos no restituidos, queda pendiente de lo que resulte de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de 1985.