Entrevista en la Revista del Grupo Municipal a Javier Romera, vocal-vecino del GMS de Latina

 

Javier Romera: “El PP no cree en las Juntas de Distrito”

Javier Romera tiene 31 años. Trabaja en una consultoría de estudios de mercado y, desde hace algo más de cuatro años, es vocal-vecino del PSOE en el distrito de Latina.

En esta legislatura se ocupa de los temas de medioambiente, movilidad y Madrid-Salud y de uno de los barrios del distrito, Lucero, y colabora habitualmente con la Oficina de Atención al Ciudadano de la Agrupación Socialista del distrito. Asegura que la labor del vocal-vecino está en la calle, en contacto con los vecinos y las asociaciones y que “queda mucho trabajo por hacer”.

 

 

Tratando temas del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad, la  limpieza de las calles de barrio habrá ocupado gran parte de tu tiempo en los últimos meses

Sí, desde luego. La sensación de abandono en los barrios en este momento es increíble. No sólo en el de Lucero y, en general, en toda Latina, sino en toda la ciudad de Madrid. Hemos vuelto 20 años para atrás. La suciedad de las aceras y la acumulación de basura se notan cada día. En el Pleno de la Junta Municipal de Distrito, hemos exigido un plan de choque para frenar esta situación.

En este último Pleno, el PSOE ha denunciado el mal estado de algunos puntos del distrito ¿Cómo valoras las dotaciones en materia de movilidad en el barrio?

La movilidad en Latina, como en el resto de la ciudad, es cada día que pasa peor. Y la respuesta a este problema por parte del PP es siempre el mismo eufemismo: la situación es aceptable. Hace unos días exigimos en el Pleno que se actuara sobre lugares del distrito especialmente deteriorados, como un descampado en la C/ General Fanjul que los vecinos emplean para aparcar sus coches ante la falta de espacios de estacionamiento, y en el que arriesgan su vehículo teniendo que sortear huecos de más de 20 centímetros, escombros y basura, y encima sin iluminación por la noche, ya que no hay luz. Pero para el PP “está en un estado aceptable”, también propusimos la reparación de puntos en las calles de Maqueda, Valmojado, y Duquesa de Parcent, haciendo el mismo caso omiso.

Limpieza, movilidad… ¿qué más asuntos concitan las mayores quejas de los vecinos?

Con los vocales-vecinos la gente trata habitualmente los temas del día a día: el estado de sus calles y las necesidades del barrio. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, existe una creciente preocupación ciudadana por los recortes en los servicios sociales básicos, como la Educación Pública. El grupo socialista está trabajando coordinadamente con los AMPAS del distrito para luchar contra los recortes a la educación pública.

¿Y en Cultura?

También hay preocupación creciente por la reducción drástica que han sufrido las actividades culturales en el barrio y la que se plantea para el nuevo año a la vista de los Presupuestos. Estos días, de hecho, hay bastante malestar por la supresión de la tradicional Cabalgata de los Reyes Magos con el pretexto del ahorro, cuando en realidad es un coste nimio si lo comparamos con el despilfarro del PP en las obras megalómanas.

Esta es tu segunda legislatura como vocal-vecino ¿Qué es lo que más valoras de esta labor?

Poder tratar directamente con los vecinos e involucrarse directamente en los problemas que les afectan. Además, en Latina tenemos la suerte de contar con un tejido asociativo muy importante. Trabajar como vocal-vecino constituye una oportunidad para poder cambiar las cosas, para poder confrontar con el Gobierno municipal del PP otra forma de entender la sociedad y la política. Permite enseñar al ciudadano de a pie que existe otra forma de estar en política y otra forma de hacer las cosas diametralmente opuesta a lo que representa la mayoría absoluta del PP en Madrid.

En esa confrontación, ¿cómo se comporta la mayoría absoluta del PP?

En la Junta Municipal de Distrito de Latina actúa habitualmente como un rodillo. Ves cómo el trabajo de las semanas anteriores, preparando el Pleno y buscando consensos con los vecinos para resolver las cuestiones que nos afectan a todos los que vivimos en Latina, son rechazadas sin ni siquiera estudiarlas. Es un auténtico muro.

¿Sobra preguntar las razones?

Es un síntoma de la situación en la que se encuentran ahora las Juntas, a las que el Ayuntamiento quita competencias progresivamente. El PP no cree en estos órganos, no los considera importantes, a pesar de que son la administración más cercana al ciudadano y al tejido asociativo. El PP no cree en las Juntas de Distrito ni en la participación ciudadana, solo así se explica que hayan pasado los plenos al horario de mañana.

Aun así, sí se pueden recordar pequeños logros

Sí, cuando se consigue dar solución a un problema que te han planteado un grupo de vecinos es muy gratificante. Por ejemplo, cuando se consiguió evitar la retirada del turno nocturno en el Instituto Mariano José de Larra, una medida que iba a afectar de lleno a jóvenes en una situación compleja, pues acudían a clase buscando nuevas oportunidades laborales que sólo obtendrían mejorando su formación.{jcomments on}

 

2011-12-16T16:46:15+00:0016 diciembre 2011|