Acto de Rubalcaba y Tomás Gómez en Alcorcón

El Candidato socialista a la Presidencia del Gobierno ha defendido hoy el mantenimiento de la Educación y la Sanidad públicas con políticas fiscales como el impuesto de patrimonio o el impuesto a la banca. Alfredo Pérez Rubalcaba ha contrapuesto esta estrategia frente a un Partido Popular que se escuda en la necesidad de recortar gastos para iniciar procesos de privatización de los servicios públicos básicos. Por ello, el líder socialista ha planteado hoy una pregunta clave para el futuro de la Educación y Sanidad públicas a Mariano Rajoy: “Rajoy ¿quién paga esto? porque hay que hacer políticas públicas, ¿quién las paga?”.

La respuesta la ha dado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha recordado. “La pagan los padres que llevan a sus hijos a la escuela pública que se degrada, la pagan los profesores de la escuela pública. Esa es la respuesta de Rajoy, la nuestra no”. Rubalcaba ha lanzado una propuesta clara para defender la enseñanza pública: retirar las subvenciones a los colegios de élite y destinar ese dinero a mejorar la calidad de la educación en los colegios públicos.

La respuesta del PSOE, ha continuado, “es que la paguen los que tienen más patrimonio, los que pueden hacer un esfuerzo, que la paguen los bancos a los que estamos ayudando ahora”. Porque los bancos “saldrán de la crisis y, cuando tengan beneficios, es muy sensato, lo están haciendo otros países, que los ciudadanos reciban parte de esos beneficios”. Son dos formas muy distintas de gobernar, ha defendido el Candidato, “la izquierda se define por cómo se recauda y, sobre todo, por cómo se gasta, a quién se le pide el esfuerzo y a quién se le da el resultado de ese esfuerzo”.

 

Rubalcaba ha agradecido a Esperanza Aguirre que haya hecho “una tarea de anticipación y transparencia” de las políticas públicas que aplicaría Rajoy si ganase las elecciones del 20-N. Porque, el candidato del PP “quiere una campaña como la cerveza 0,0: cero programas, cero propuestas, cero de todo”, mientras los ciudadanos quieren saber qué soluciones tiene para salir de la crisis, mantener los servicios públicos y crear empleo.

El Candidato socialista ha ironizado al inicio de este acto, con las acusaciones de Aguirre en las que le achaca haber sido el inductor de las movilizaciones del profesorado en Madrid. “Estoy agotado”, han sido sus palabras, “llevo toda la semana llamando a los profesores para que fueran a la huelga”.

“La privatización no es una salida, es una excusa”

Rubalcaba ha denunciado que el PP tiene una estrategia política para justificar la privatización de los servicios públicos básicos. Como se puede comprobar con los recortes que ha impulsado tanto Aguirre en Madrid o María Dolores de Cospedal, desde que es presidenta de Castilla-La Mancha. “Hay que quitarles la excusa de que la Sanidad pública no se puede financiar”, ha afirmado el Candidato, “es mentira, y lo vamos a demostrar, la vamos a financiar para que no digan eso de que la privatización es una salida. No es una salida, es una excusa” que no se puede permitir el Estado de Bienestar que se ha construido en los últimos 30 años y que es “lo que nos jugamos” en las próximas elecciones generales.
“La forma de quitar la excusa a quien quiere privatizar la Sanidad pública es proveerla de los fondos necesarios y suficientes”, aplicando nuevas tasas como el citado impuesto de patrimonio, o el impuesto sobre los beneficios de la banca. Rubalcaba ha sido contundente al contraponer dos formas muy distintas de gobernar, la del PSOE y la del PP. “Yo quiero un país con una economía sana y competitiva, le oiréis a la derecha decir lo mismo, pero no estamos diciendo lo mismo. Yo quiero un Estado de Bienestar fuerte y robusto y para eso necesitamos una economía sana y robusta, y el PP lo que quiere es una economía sana y competitiva y para eso recorta el Estado de Bienestar, es radicalmente distinto, justo lo contrario”.

En el acto también intervinieron el portav{jcomments on}oz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Alcorcón, Enrique Cascallana, y el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez. Más de 2.500 personas se reunieron en un parque de la localidad madrileña ya que, según denunció Cascallana, el alcalde de Alcórcón (PP) impidió su celebración en el Teatro Buero Vallejo.

2011-09-26T14:53:34+00:0026 septiembre 2011|