Vecinos de Las Águilas exigen desmantelamiento de los cables de alta tensión

Los vecinos de Las Águilas, del distrito madrileño de Latina, han denunciado que aún no se han retirado completamente los cables de alta tensión que atraviesan el barrio, cuando han pasado siete años desde que Iberdrola, la Comunidad y el Ayuntamiento acordaran llevar a cabo esta actuación.

Según indica la Asociación de vecinos de Las Águilas en una nota de prensa, el 14 de mayo de 2003 la empresa eléctrica, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid firmaron un convenio urbanístico y de colaboración para soterrar y posteriormente desmantelar los cables de alta tensión que atraviesan el barrio.

La retirada de estos cables, junto con el blindaje o soterramiento de las subestaciones de intemperie, han sido muy demandados por los vecinos, que han protagonizado en los últimos años múltiples manifestaciones, apoyadas por la FRAVM, a las que asistieron concejales, diputados y eurodiutados del PSOE y de IU, según recuerdan en su nota.

Señalan además que el convenio de colaboración establecía que en 2010 estaría desmantelado completamente el tendido eléctrico, pero según dicen, «a estas alturas solo se ha completado el tramo del transformador del Polígono C hasta el parque, con desmantelamiento de cables incluido».

«Hace tres años se realizaron las obras de infraestructura de soterramento (zanjas, entubado y cableado), pero ahí se han parado los trabajos», añaden los vecinos.

La Asociación de Las Águilas afirma que su lucha para conseguir el soterramiento de los cables de alta tensión y de las subestaciones de intemperie les ha llevado, por ejemplo a demostrar que los tubos fluorescentes «lucían por obra y gracia de la contaminación magnética» cuando se ponían debajo de los cables de alta tensión.

Informan también de que en el barrio existe una subestación en el Polígono C (entre las calles varapalo y General Romero Basart) y que los cables de alta tensión «vuelan sobre el Parque de las Cruces».

Según los vecinos, desde hace año reciben «el baño magnético» que desprende este cableado eléctrico y aseguran incluso que hay casos de cáncer entre las personas que residen en las viviendas cercanas a la subestación del Polígono C.

Por todo ello, demandan urgentemente el cumplimiento del convenio para el desmantelamiento de estas instalaciones y anuncian que harán «las gestiones y reuniones que procedan» con los responsables de la Comunidad de Madrid el Ayuntamiento e Iberdrola para lograrlo.{jcomments on}

2011-01-10T23:47:40+00:0010 enero 2011|